Fabiana

Mi cirugía! en el 2017 tomé conciencia de mi estado y en junio de 2018, Dios y el grupo de profesionales a los que agradeceré eternamente, hicieron posible mi deseo: vivir mejor!
Ganar salud! Empezar a quererme y pensar en mi bienestar!! No es magico, la constancia en seguir por la senda saludable es elemental! Y todas las operadas lo sabemos! Pero vaya si vale la pena pelear con la obra social, reeducar nuestros hábitos, incorporar rutinas de gym, continuar con los controles, etc. transformar el estilo de vida para vivir realmente!! A todas las que están esperando, no desesperen y elijan lo mejor para Uds desde ya! Se sana! Se puede!! La única batalla que se pierde, es la que se abandona!!
Y GRACIAS A QUIENES ACOMPAÑAN MI COMINO!!